9

El concejal de Movilidad del Ayuntamiento de Palma, Joan Ferrer, ha anunciado este miércoles en rueda de prensa que Cort invertirá, en los dos próximos años 2,6 millones euros en la nueva señalización horizontal y vertical de la ciudad.

Ferrer ha anunciado que en la pasada Junta de Gobierno se aprobó licitar un lote de 223.800 euros destinado al seguimiento de incidencias, a la supervisión de la señalización y al reciclaje de los residuos -palos metálicos de las señales-, entre otras actividades.
También se licita un segundo lote por valor de 2.375.800 euros destinado al suministro de las marcas viales y las señales verticales.

El concejal ha indicado que hasta ahora «se tardaban cinco años en pintar las marcas de toda la ciudad; con estos nuevos contratos, pronto podrá hacerse en sólo tres años».
Según ha explicado Ferrer, Palma suele recibir unas 1.200 nuevas señales al año, entre señales propiamente dichas, vallas, balizas, espejos o aparcamientos para bicicletas.
En cuánto a mantenimiento, Cort ejecuta unas 1.045 actuaciones anuales por este concepto, ha dicho Ferrer.

El concejal de Movilidad también ha indicado que Palma tiene actualmente 175.000 metros cuadrados de marcas viales y 24.500 señales verticales.
Las licitaciones para ambos lotes empezarán en breve y el concejal espera que se comience a trabajar «antes de finales de año, aunque depende de las empresas que opten al concurso».

«Una misma empresa no podrá optar a los dos lotes», ha clarificado.

Ferrer ha anunciado también que Cort ha tenido en cuenta una queja de la Asociación para la Revitalización de Centros Antiguos (ARCA) referida al excesivo tamaño de las señales en el casco antiguo de Palma. De ahí, que vayan a reducirse sus medidas.

«Las placas que ahora miden 70 centímetros pasarán a tener 50 y las que tienen 60, pasarán a tener 40», ha concretado Ferrer.