La asociación ecologista Terraferida ha denunciado a través de las redes sociales el uso de un espacio protegido, como las dunas protegidas de Es Trenc, para organizar una fiesta. En enlace se celebró el viernes por la tarde y el montaje estaba compuesto por dos carpas, un vehículo 4x4 y un dron. | Terraferida

71

Una boda que traerá cola. Y no precisamente por el traje de la novia, sino por el lugar que los novios escogieron para celebrarla.

La asociación ecologista Terraferida ha denunciado a través de las redes sociales el uso de un espacio protegido, como las dunas protegidas de Es Trenc, para organizar una fiesta. En enlace se celebró el viernes por la tarde y el montaje estaba compuesto por dos carpas, un vehículo 4x4 y un dron.

Última Hora se ha puesto en contacto con Terraferida. Jaume Adrover explica que «una persona que colabora con nosotros se topó con la boda. La música estaba a toda pastilla», denuncia. Adrover señala que no es la primera vez que ocurre y que incluso «hay empresas dispuestas a organizar eventos así en un espacio natural protegido sin ningún control».

Desde Terraferida indican que el cambio de gestión que implicó pasar a ser un parque natural, un espacio protegido, no ha supuesto ningún cambio real: «si no pones personal es imposible controlarlo todo. La Administración se dedica a apagar cuatro fuegos y no dispone de más recursos. Existe un déficit de personal de medioambiente, de hecho estamos a la cola de toda España. Las estadísticas son alarmantes y hace años que no se convocan oposiciones». Y esta boda, afirman, es un ejemplo claro.

«Otro ejemplo es Cabrera, el acceso es mucho más difícil pero la realidad es que no se cumple con lo acordado, solo está sobre el papel. Y no hay garantías de control».