4

La diputada de Més per Mallorca Joana Aina Campomar ha avisado este lunes de que «el PSOE no tiene un cheque en blanco» en el Gobierno de España ya que «ha obtenido un premio casi por sorteo», porque «era una solución rápida al problema del PP».

Así se ha expresado Campomar en una rueda de prensa en la que ha pedido a Sánchez que revierta «las políticas regresivas de PP y Cs» y ha manifestado su confianza en que a partir de ahora en las Islas «no se repita el doble relato Baleares-Madrid» al que les tenía «acostumbrados» el PP.

Para Més, Sánchez tiene ahora la «oportunidad de demostrar que los gobiernos del cambio y progresistas funcionan» y de «rectificar políticas antisociales» en lo relativo a temas como la sanidad universal o las pensiones, entre otros asuntos.

«El PSOE, gracias a las fuerzas de izquierda y soberanistas tiene la oportunidad de trabajar por la gente», ha declarado Campomar, que ha reprochado a Cs su apoyo al PP en la moción de censura.

Noticias relacionadas

Así, Campomar ha alertado a Sánchez de que «debe ganarse la confianza de la gente» y le ha pedido que su Gobierno «muestre justicia a los isleños» y finalice el «maltrato» a Baleares. En particular, Més ha reclamado «buena financiación», la llegada de inversiones en transporte, la derogación de la 'Ley Montoro' «que ahoga a los ayuntamientos» y que se deje de poner freno a las leyes aprobadas por el Parlament», como la ley para prohibir las prospecciones en el Mediterráneo.

Igualmente, Campomar ha indicado que Més celebra «que Maria Salom deje de ser delegada del Gobierno» ya que, a su juicio, ha conducido «a tiempos oscuros» de «ataques» contra las Islas.

Respecto al nombramiento del nuevo delegado del Gobierno, Campomar ha señalado que la elección de la persona que ocupará este cargo «no entra en los 'Acords'» entre los partidos del 'Pacte'. En todo caso, ha confiado en que sea «una persona próxima» que «comparta de manera clara» la «apuesta» de dichos acuerdos y tenga «un talante muy diferente» al de Salom.

Por otro lado, el portavoz parlamentario de Més, Josep Ferrà, ha criticado las dos proposiciones no de ley presentadas por el PP, que se debatirán en el pleno de este martes, sobre ETA y el aniversario de la Constitución.

Respecto a la primera, Ferrà ha asegurado que la propuesta tiene «una visión muy parcial» y ha echado en falta, por ejemplo, «un punto donde se exprese la satisfacción por la disolución de la banda».

En cuanto a la propuesta sobre el 40 aniversario de la Carta Magna, Ferrà ha incidido en que «el Parlament no está para celebrar cumpleaños», especialmente de «una Constitución que no ha ido evolucionando».

El diputado ha recordado que todos los menores de 58 años no votaron la Constitución, lo que «ya es suficiente argumento para plantear una reforma». Además, ha insistido en que la Constitución «no ha sido un instrumento válido para detener la crisis y sus repercusiones en las personas».

En esta línea, Ferrà ha defendido «instar al Gobierno a que haya nuevos procesos de participación» y «abrir el debate del derecho de autodeterminación de los pueblos» y la monarquía y elevar «políticas que ahora son de segunda», como el medio ambiente.

Paralelamente, durante la rueda de prensa Campomar ha manifestado su «satisfacción» por el proceso de primarias en Més, que en su opinión «muestran la consolidación del proyecto».