La Fiesta de la Rosa que habían convocado este viernes los socialistas de Palma se convirtió en una celebración por partida doble tras la elección de Pedro Sánchez como presidente del Gobierno. La plana mayor del PSIB acudió al acto. | Pere Bota

33

La presidenta del Govern y secretaria general del PSIB, Francina Armengol, destacó este viernes la sintonía entre las prioridades esbozadas por Pedro Sánchez y las que ya aplica el Ejecutivo de las Islas. Armengol se reunió dos veces con Sánchez, antes y después de la votación, y también participó en una reunión del grupo parlamentario socialista. Además, acordaron seguir hablando durante este fin de semana y establecer un canal fluido de comunicación.

Ese fue el mismo mensaje que lanzó la portavoz del Ejecutivo balear, Pilar Costa, quien consideró «esperanzador» que Sánchez apostara por la recuperación de derechos sociales, servicios públicos y regeneración democrática. «Son valores y principios en sintonía con el cambio que ya iniciamos en Balears hace tres años», dijo. El Govern considera «fundamental» la recuperación de la sanidad universal en toda España, como ya ocurrió en Balears porque «una de las primeras medias que tomó el Govern balear fue retornar la tarjeta sanitaria a todas las personas de la comunidad» y que ahora podrá venir acompañado de la derogación del decreto de 2012 que acabó con la universalidad de la sanidad pública.

Armengol, en diferentes comparecencias ante medios de comunicación, señaló en Madrid los puntos en común de su Govern y el que puede formar Sánchez. Y apostó por el diálogo permanente con los grupos políticos, incluso los representantes independentistas, aunque (precisó) ella no lo sea. «España necesita diálogo como el aire que respira», dijo la presidenta. E insistió en que ella misma es presidenta «gracias al diálogo» que ha conseguido «medidas sociales muy importantes y planteamientos de futuro con políticas valientes y comprometidas con la gente».

Fuentes socialistas precisaron a Ultima Hora que la relación de Armengol con Sánchez es buena y la presidenta incidió en la necesidad del contacto permanente entre Sánchez y las comunidades autónomas y con las direcciones territoriales. Armengol y Sánchez seguirán hablando a lo largo de todo el fin de semana y establecerán un canal de comunicación estable. También a la hora de definir nombramientos. El relevo en la presidencia estatal no rebajará, sin embargo, el tono reivindicativo de Baleares ante el Gobierno. A este asunto también se refirió la portavoz del Ejecutivo, Pilar Costa, que indicó que «retomaremos con más intensidad y mayor sintonía política todos los temas que tenemos pendientes, como el REB».