En abril de 2007, el Consell Insular declaró bien de interés cultural el edificio de Gesa. | L. LADARIA

26

Endesa reclama al Ajuntament de Palma recuperar la posesión integral del edificio de Gesa «en los términos y condiciones anteriores al momento en que el Ajuntament se adjudicó la propiedad del inmueble», según indican fuentes de la empresa eléctrica.

El cambio de estrategia de Endesa viene motivado tras las sentencias favorables a Núñez y Navarro, tanto por parte del Tribunal Supremo como del Tribunal Superior de Justicia de Balears, que derogaron la reparcelación realizada de la fachada marítima por el Ajuntament en la legislatura 2077-2011, así como las compensaciones que se establecieron en la zona de Nou Llevant. Endesa se subrogó a estas alegaciones por entender que se consideraba también parte afectada.

«A la vista de los acontecimientos nos sumamos en su día a las alegaciones de la constructora Núñez y Navarro (ahora Josel SL), de ahí que aparte de reclamar la posesión del inmueble, también pedimos una indemnización por daños y perjuicios. Consideramos que la decisión adoptada en su día por el Ajuntament nos ha supuesto un perjuicio económico al no poder disponer del edificio durante todo este tiempo transcurrido», apuntan las mismas fuentes.

En estos momentos, el equipo jurídico de Endesa está evaluando el coste de la reclamación económica. La eléctrica, que tiene su propio departamento inmobiliario para gestionar los activos propios en las comunidades autónomas, únicamente se ha marcado como primer objetivo recuperar la posesión del edificio y resolver una situación legal que se remonta a 2009.