Margalida Rosselló (centro), con los representantes de las asociaciones, ante la Estación Intermodal. | Pilar Pellicer

15

Diversos colectivos de corte ecologista –Via Verda d’Alaró, Associació d’Usuaris del Tren, Vianants en Lluita y Terraferida– presentaron el sábado en la Estació Intermodal de Palma las alegaciones presentadas al proyecto de plan de movilidad que el Govern ha puesto a información pública, las cuales se resumen, en palabras de la exconsellera de Medi Ambient y representante de Via Verda d’Alaró, Margalida Rosselló, se centran en «plantear al transporte público como una alternativa necesaria al vehículo privado, es obvio que hemos llegado a un grado de saturación insoportable».

Rosselló explicó que, desde su punto de vista, esta potenciación del transporte público «no se hace» en el documento gubernamental, «hace falta un concepto de intermodalidad», el cual incluye la ampliación de la actual red ferroviaria de Mallorca en combinación con la de autobuses.

Para estas asociaciones el futuro pasa por la integración del transporte público de manera que también favorezca la utilización de la bicicleta como medio de transporte particular, un concepto que no se tiene en cuenta en la planificación presentada.

Las propuestas

Rosselló explicó que en las alegaciones presentadas se plantea el desarrollo de nuevas vías de tren entre Manacor y Artà, sa Pobla-Alcúdia, la línea de la Badía de Palma con enlace hasta Llucmajor y el metro hasta el hospital de Son Espases.