Sara del Mar García, Antonina Ricaurte, Rosa Fetini y María Jesús Jordan. | Ana Largo

8

Las camareras de piso asociadas en Kellys Unión Balear afrontan una nueva etapa tras la dimisión de su presidenta, Shirley Siles, pero siguen firmes en la lucha que hace un año les hizo salir masivamente a las calles de toda España.

«Es muy importante para nosotras conseguir el reconocimiento de nuestras enfermedades profesionales y la sobrecarga de trabajo», explican algunas de sus socias. Los gobiernos de Balears y Canarias ya han elaborado la propuesta conjunta que presentarán al Ministerio de Empleo y Seguridad Social al respecto y ellas se muestran satisfechas.

Las kellys celebrarán próximamente una asamblea general para todas las camareras de piso. «Consultamos con un abogado cómo seguir adelante tras la dimisión de la presidenta, hemos convocado una asamblea y vamos a reestructurar la asociación para seguir con nuestra lucha, en la que no hemos dejado de trabajar ni un solo día».

Noticias relacionadas