Según la consellera, ya se han dado pasos para luchar contra la saturación como por ejemplo las medidas para regular el alquiler turístico. | Ultima Hora

4

El GOB ha criticado con dureza las palabras «totalmente irresponsables» de la consellera de Territori del Consell de Mallorca, Mercedes Garrido, quien en una entrevista a Ona Mediterrània ha afirmado que «la densidad de población no ha llegado al límite» y que «somos una comunidad de acogida que no puede poner límites a la gente que quiera venir a vivir».

Garrido ratifica en la entrevista que el desdoblamiento entre Llucmajor y Campos es del todo necesario, y además que «vivimos en un mundo muy globalizado» y «no se puede marcar un número máximo de residentes» aunque la presión que soporta Mallorca es muy elevada.

Noticias relacionadas

«El año pasado la ley ya marcó un techo de plazas turísticas y no se puede establecer un techo de plazas residenciales», una materia en la que dice que se han hecho avances, como por ejemplo la regulación del alquiler vacacional, intentando «ordenar una nueva economía turística» compaginándola con el derecho del acceso a la vivienda de todos los residentes.

En este sentido, los ecologistas se preguntan si la política del Pacte es la del crecimiento indefinido en un territorio limitado como Mallorca, y cuestiona directamente a Més y Podemos si comparten las declaraciones de la consellera socialista.

Por el momento ninguna de las dos formaciones que comparten con el PSIB el gobierno de la entidad insular ha recogido el guante lanzado por el GOB, cuyos representantes se manifestaron hace escasas fechas en el Port de Palma contra la llegada masiva de cruceristas a la ciudad, coincidiendo con la presencia del Symphony of the Seas, el considerado actualmente como el mayor crucero del mundo con espacio para 9.000 personas.