Fotografía de familia de los participantes en la jornada del domingo en el Teatre Mar i Terra. | Pere Bota

5

El Teatre Mar i Terra de Palma acogió el domingo el ‘Limud Mallorca 2018’, un encuentro internacional que se celebra por primer vez y en el que la comunidad judía da a conocer con conferencias simultáneas de media hora su historia, además de otros aspectos relacionados con su cultura, tales como la religión, la música o la gastronomía.

Joan Manuel Segura es uno de los voluntarios que hizo posible la organización del evento. Segura explicó que «Limud significa ‘aprender’ en hebreo. Nuestra idea es dar a conocer a cualquier tipo de persona la cultura judía y xueta. No es una actividad religiosa, como ir a una sinagoga y rezar, sino que se trata de celebrar la cultura judía dándola a conocer. Queremos que personas de ámbitos diferentes, sin importar si son o no judíos, puedan conocerla sin que importe la religión que se promulga».

Segura comentó que «por la mañana hemos tenido a un profesor universitario, una experta en la lectura de la Torah (el texto que contiene la ley y el patrimonio identitario del pueblo israelita ) y por la tarde a cantantes, cocineros, escritores, bailarines y hasta un experto en meditación».

Una de las ponencias que reunió a más gente «ha sido la referida al legado genético de los xuetes, que ha sobrevivido hasta nuestros días», dijo Segura. La conferencia fue impartida por las profesoras e investigadoras de la UIB en Biología Antònia Picornell y Joana Ferragut. Entre las actividades, una joven contó su experiencia en Israel cuando trabajó en un kibutz (las comunas judías de producción agrícola para el propio autoabastecimiento).