En los carteles aparece una imagen del representante de la asociación turística Joan Miralles. | Endavant

8

Endavant OSAN protestó este lunes contra la actividad de la Asociación de Apartamentos y Viviendas de Alquiler de Temporada de Baleares (APTUR) -que recientemente ha cambiado sus siglas a Habtur- y su portavoz, Joan Miralles, de quienes dicen que atentan directamente «contra el derecho a la vivienda digna de las clases populares mallorquinas, defendiendo una normativa de alquiler turístico sin límites».

La organización de la izquierda independentista de Mallorca colgó por este motivo diversos carteles en la sede de la patronal, en la Avenida Alemania de Palma.

En un comunicado denuncian que «la 'barra libre' en el alquiler turístico que defiende APTUR impide el acceso a la vivienda digna a las clases populares mallorquinas, especialmente en Palma, por el descenso en el número de viviendas destinadas al alquiler a residentes y el enorme incremento de los precios del alquiler».

«Un alquiler accesible es prácticamente imposible de encontrar en Palma», describe Endavant, que a su vez lamenta que «el alquiler turístico está expulsando a las vecinas de muchos barrios y pueblos, ya que al encarecimiento de la vida ha de sumarse la masificación turística que viven en su día a día».