3

El PSOE propone renombrar las vías Roma, Alemania y Portugal con el nombre actual de estos territorios para desligarlo de las connotaciones franquistas, ya que fueron denominadas así en agradecimiento al apoyo que realizaron a Franco. El PSOE rechaza cambiar el nombre a estas vías, como pretendía el alcalde Antoni Noguera. El socialista José Hila argumenta que el gobierno de Aina Calvo ya cambió el nombre de más de 60 calles con connotaciones franquistas, en cumplimiento de la Ley de Memória Histórica, y decidieron no modificar las vías Roma, Portugal y Alemania porque entendieron que no se puede juzgar a territorios democráticos por las prácticas de sus dirigentes en el pasado.

Respecto a la propuesta de la comisión de Toponimia de quitar los nombres a estas vías y ponérselos a otros lugares importantes de Palma, Hila responde que no es adecuado porque causaría molestias a los ciudadanos.

El socialista no oculta su malestar con la actuación del alcalde, que incluso llegó a firmar el decreto, y asegura que cuando él fue alcalde siempre consultaba estos temas con el resto de socios de gobierno. Además, señala que este asunto se debería abordar en la comisión que prevé la ley de Memoria y Reconocimiento Democrático que ha aprobado el Parlament.

Més dice que no hay fecha

Por su parte, el regidor de Cultura, Llorenç Carrió, de Més, declaró que «no tenemos una fecha» para la aplicación del decreto que, por otro lado, no confirmó si el alcalde ha firmado ya o no. Insistió en que «estamos negociando con nuestros socios de gobierno», pese a que desde Podemos se reconoce malestar por no haber sido informados y desde el PSOE no se considera necesarios estos cambios.

Respecto a la propuesta de los socialistas, el edil de Més volvió a repetir el argumento de que «estamos en conversaciones».

Por su parte, la portavoz del grupo municipal popular, Marga Durán, criticó que «una vez más el equipo de gobierno tome decisiones sin consenso y a la ligera». Durán presentará una propuesta en la que exigirá que todos los partidos políticos con representación en el Consistorio formen parte de la Comisión de Toponimia y que «no se proceda a realizar ningún cambio de los nombres de las calles sin que exista consenso vecinal y político».