Las «Matanzas del bujot» consiste en colgar en las calles varios muñecos de conocidos personajes políticos que se convierten en blanco de los disparos. En los últimos años las figuras del ritual han representado a personajes prototipo o concretos que han sido objeto de crítica en el municipio a lo largo del año. Se trata de una las costumbres más características de Ciutadella. Texto: EFE | Josep Bagur Gomila

21

El Domingo de Pascua es sinónimo de crítica social en Ciutadella, Menorca.

Es el día en que, siguiendo la antigua tradición, las entidades o colectivos lanzan al vuelo sus denuncias o reivindicaciones, personificadas en la figura del bujot, que acaba quemado a tiros en la vía pública y ante la mirada de cientos de personas. Seis entidades sociales han colgado los bujots.

A las 12 se ha dado la salida para ser ajusticiados por los tiradores. Los temas de actualidad, una vez más, han sido el centro de sus críticas. Así, las pintadas en monumentos históricos como el de Sa Naveta des Tudons, ha sido el tema del bujot del bar s'Oficina, donde se podía leer «Picasso. El patrimonio no se ensucia. Impresentable. Artista, tienes menos luz que esta plaza ».

En Calós, los antiguos alumnos han convertido en el primer turista con ticket del nuevo servicio de autobús para ir a Macarella en su bujot, con el cartel 'Ya tengo billete'. Curiosamente, sólo ha acabado quemado parcialmente, a pesar de los tiros.

El decreto del catalán en la sanidad ha sido el tema elegido por el Casino 17 de Enero donde un cirujano, con una bata verde, ha sido su protagonista. En el cartel se leía: «Hablo catalán pero no sé operar». https://menorca.info/menorca/vivir-menorca/2018/626279/els-bujots-ciutadella-salven-dels-tirs.html

En el Círculo Artístico de Ciutadella, el bujot ha sido muy crítico con la posverdad y la manipulación a través de las redes sociales. «Ya está bien de tanto rumor, que se extiende haciendo furor. No queremos posverdades. Debemos estar bien atentos. Estamos cansados de cabezas cuadradas que nos comen por los cuatro costados. Emplead las redes para pescar, no para manipular », decían los carteles.

El Club Náutico hacía un llamamiento al civismo, en contra de los plásticos y la basura en el mar y reclamaban un «mar vivo, limpio de plásticos y basura». En el Centro de Mayores Sa Nostra el protagonista ha sido un pensionista. «Estoy jubilado. Soy feliz. Ningún problema. 1 de abril », se podía leer.

Aquí puedes ver el vídeo. Así lo ha contado IB3 Televisió: http://ib3tv.com/carta?id=1e4064d5-abe2-432d-ac82-1c5449d20890