Los problemas que tiene el Megapark con Cort son el punto neurálgico de la actual crisis del Grupo Cursach.

29

La comunicación al juzgado por parte del Grupo Cursach de que ha abierto preconcurso de acreedores produjo ayer sorpresa en diferentes ámbitos políticos y empresariales. El Govern balear piensa, sobre todo, en el futuro de los 1.700 empleados que tiene el Grupo Cursach en temporada alta.

El conseller de Treball, Iago Negueruela, afirmó que «para pronunciarnos a fondo sobre la situación actual de esta empresa tenemos que estudiar al detalle la documentación en los próximos días». Negueruela subrayó que «nuestra preocupación se centra en los empleados de este Grupo».

Por su parte, el alcalde de Palma, Antoni Noguera, indicó que «no entro a valorar ésta o cualquier empresa inmersa en cuestiones judiciales, que ya se resolverán conforme a los cauces legales». Respecto al futuro del Megapark, buque insignia de Cursach y causa de la presentación del preconcurso ante el temor de que Cort pueda cerrarlo o reducir su aforo, el alcalde Noguera señaló que «esto es una cuestión técnica que abordan nuestros funcionarios. Por tanto, tampoco puedo entrar a analizarlo, está al margen de la política».

Apoyos

Por su parte, el portavoz oficial del Grupo Cursach, que es su director de Comunicación, Tomás Ibarz, indicó que «nuestra mayor satisfacción en estos momentos es el apoyo y aliento que hemos recibido por parte de proveedores y de diferentes sectores empresariales».

Noticias relacionadas

Este Grupo intentará durante los tres o cuatro próximos meses llegar a un acuerdo con las autoridades municipales para regularizar el Megapark para su definitiva integración en el Plan de la Playa de Palma. Este macrodiscoteca da trabajo a 500 personas. La voluntad de los directivo es «salvar la empresa pese a las dificultades que nos ponen».