1

La empresa pública de Palma Emaya ha identificado y denunciado a los responsables de un vertedero ilegal en Es Puntiró, dos empresas y un particular que se dedicaban a vaciar pisos sin tener las licencias pertinentes ni emplear los sistemas preceptivos de gestión de residuos.

La sociedad municipal explica en un comunicado que el vertedero fue localizado a finales del mes pasado por agentes de su servicio de Inspección Medioambiental, que a partir de ciertos indicios localizaron a los presuntos infractores, que se enfrentan a sanciones de 3.000 euros, además de los costes de la limpieza del terreno y transporte y tratamiento de los desechos.

El vertedero ocupaba una zona limítrofe entre el bosque y el monte bajo junto a la urbanización de Es Puntiró, con el consiguiente impacto ambiental y peligro de incendio.

Los denunciados son dos empresas y una persona física que se anunciaban en portales de internet para vender sus servicios de vaciado y transporte de viviendas. Habían vertido ilegalmente muebles, neumáticos, electrodomésticos, escombros y restos de material de construcción.

Emaya ejecutó las tareas de limpieza, transporte y tratamiento de los residuos, con un coste de 4.442,63 euros que cargará sobre los infractores una vez concluya el procedimiento abierto contra ellos, que además tendrán que asumir las correspondientes multas por infringir la Ordenanza Municipal de Limpieza y Residuos.