56

Baleares lidera el listado de comunidades autónomas que más ingresará este año gracias a los impuestos de patrimonio, de sucesiones y donaciones y de transmisiones patrimoniales y además con enorme diferencias con respecto al resto de territorios, según el proyecto de presupuestos que han aprobado las comunidades autónomas. Los datos proceden de un informe del Ministerio de Hacienda que no detalla la situación de País Vasco y Navarra –que tienen un régimen propio–, ni de Aragón, Asturias y Catalunya, porque aún no han aprobado sus cuentas.

En términos absolutos, es Madrid la comunidad autónoma que logra más ingresos por esta vía, pero no es así en recaudación por habitante, donde Baleares se lleva la palma.

Patrimonio

El impuesto de patrimonio reportará al Govern 63,84 euros por habitante de media durante este ejercicio, cuando la media española se sitúa en 21,38 euros y en Madrid no pagarán nada porque la comunidad no aplica este impuesto.

Pero es en el impuesto de transmisiones patrimoniales donde la diferencia de Baleares con otras comunidades se dispara: el Govern prevé ingresar el año que viene 558,45 euros por habitante, cuando la media de España está en 186,74. Los ciudadanos de Extremadura son los que menos pagarán este año por este tributo: 81,63 euros de media.

Tras estas enormes diferencias entre Baleares y otras comunidades autónomas se encuentra la mejora económica general de la Comunitat. El precio de la vivienda en Baleares está muy por encima de otras comunidades autónomas y además el mercado inmobiliario de lujo está en pleno apogeo. Eso, unido al hecho de que los tipos tributarios son más elevados en las transacciones más caras, explica la enorme diferencia con otras comunidades autónomas.

En el caso de los impuestos de sucesiones y patrimonio, la elevada recaudación está relacionada con el alto nivel de renta de algunos ciudadanos de las Islas. En Baleares hay más ricos que en otras comunidades autónomas y por eso la recaudación es más elevada. Sin embargo también es preciso apuntar que otra comunidad parecida a Baleares, que es Madrid, no cobra este impuesto a los ciudadanos de su autonomía.

Algo parecido sucede con el de sucesiones: el nivel de renta de los fallecidos y el elevado montante de algunas herencias hace que la media suba con respecto a otras comunidades autónomas.