En la jornada previa a la inauguración de Fitur, cuya ceremonia será presidida este miércoles por los Reyes, Exceltur celebró este martes su noveno foro turístico. Clemente González, José María González, Alvaro Nadal, Zurab Pololikashvili y Luis Gallego, en el acto de apertura. | Juan Luis Ruiz Collado

29

El ministro de Energía, Turismo y Agenda Digital, Álvaro Nadal, afirmó este martes en Madrid, tras participar en el acto inaugural del 9 Foro de Exceltur, que «el alquiler turístico vacacional es el culpable de la congestión y saturación habida en Baleares».

Nadal criticó también la utilización política de la turismofobia, que en su opinión es un calificativo mal elegido: «No ha habido turismofobia, sino vandalismo contra el sector turístico. Lo sucedido el pasado verano en Baleares se ha saldado con detenciones policiales y sanciones, pero lo más criticable es que se ha hecho una utilización política de este fenómeno en Balears».

Durante toda la jornada de Exceltur la problemática del alquiler turístico vacacional fue objeto de debate en varios paneles, pero si hubo uno que destacó por su agresividad dialéctica fue el moderado por el presidente de Exceltur, José María González, en el que intervinieron los presidentes autonómicos Ximo Puig, Francina Armengol y Alberto Núñez-Feijoo, así como el presidente de Baleària, Adolfo Utor, Carmen Riu y Gabriel Escarrer Jaume.

El consejero delegado y vicepresidente de Meliá afirmó: «La oferta hotelera ha crecido un 2 % en Mallorca, mientras que la llegada de turistas lo ha hecho un 40 %. Y sí, coincido con el ministro Nadal de que el alquiler turístico vacacional es la principal causa de saturación en Balears. Se tiene que ser mucho más restrictivos, porque está en juego la imagen turística de las Islas». Carmen Riu, copresidenta de Riu Hotels criticó duramente la regulación sobre este tipo de oferta en Balears: «Es poco restrictiva y se prevén nuevos episodios de saturación en los próximos veranos en Mallorca y resto de islas. Es un grave error que se potencie esta oferta de alojamiento por los problemas vecinales que crea».