La aerolínea indicó que las ensaimadas se pueden transportar en la cabina, junto a otro bulto. | Redacción Local

8

Ryanair permitirá a los pasajeros que transporten una ensaimada subirla al avión sin tener que hacer frente a un coste adicional pese a que ya suban otro bulto a la cabina y no tengan embarque prioritario. Así lo indicaron ayer fuentes de la aerolínea irlandesa tras la entrada en vigor el pasado lunes de la nueva política de equipajes, que no afecta a este producto gastronómico, y que no ha estado exenta de polémica.

Desde el lunes, la compañía de bajo coste solo permite subir dos bultos a bordo a los pasajeros de embarque prioritario. Este servicio tiene un coste de cinco o seis euros y se puede adquirir hasta treinta minutos antes de la hora de la salida del vuelo. Ryanair justifica esta medida en la necesidad de acelerar el embarque de los vuelos y reducir los retrasos.

Los pasajeros que viajen sin embarque prioritario solo podrán subir el bulto de mano más pequeño a la cabina, mientras que el más grande se bajará a la bodega, sin coste adicional, en la puerta de embarque. La compañía afirma que su nueva política para equipaje facturado ofrece una reducción de las tasas de facturación (de 35 euros a 25 euros) y un incremento del 33 % en el tamaño de equipaje permitido (de 15 kilogramos a 20 kilogramos).

Sin embargo, subir dos bultos estará permitido en caso de que uno de estos sea una ensaimada, que en muchas ocasiones se adquiere en el aeropuerto, así como las bolsas del duty free. La compañía señala que pueden viajar en cabina junto con el equipaje de mano del pasajero. En el caso de los bebés de entre 8 días y 23 meses que viajen en el regazo de un adulto no tienen derecho a equipaje de mano, si bien el adulto acompañante puede llevar una bolsa de bebé de hasta 5 kilos, además de su propio equipaje de mano.