La biblioteca que se cerrará. | T. Ayuga

12

La Asociación de Madres, Padres y Alumnos (Amipa) y la dirección del colegio de El Molinar rechazan el cierre de la actual biblioteca del barrio para trasladarla al edificio de sa Petrolera.

Desde la dirección del colegio explican que los niños de 4º, 5º y 6º de primaria van en horario escolar a la biblioteca porque solo tienen que cruzar la calles, pero avanza que no lo harán cuando la biblioteca se traslade a sa Petrolera porque está más lejos. En este sentido, argumentan que perderían unos 40 minutos entre la ida y la vuelta, teniendo en cuenta las medidas de seguridad que tendrían que aplicar en el recorrido. «Es una decisión política que han tomado sin escuchar al barrio y al colegio», lamentan desde la dirección. Además, añaden que «habían logrado conectar a los niños con la biblioteca». En este sentido, destacan que el número de usuarios ha crecido mucho. «Fomentamos y creamos un hábito para futuros usuarios de la biblioteca». No obstante, prevén que en el nuevo espacio «no se sentirán cómodos».

Aunque reconocen que el Ajuntament les ha ofrecido otras mejoras, como cuentacuentos o programas, reclaman que la biblioteca actual siga abierta, cuando se inaugure la de sa Petrolera.

La presidenta de la Amipa, Pilar Martín, se expresa en términos similares y anuncia que harán movilizaciones si son necesarias para que la biblioteca permanezca abierta. «Si tenemos que salir a la calle, lo haremos», reitera. Además, subraya que es la tercera con más usuarios, pese a ser pequeña.

El PP se ha sumado a las críticas del colegio y los padres y exige que se mantenga abierta la biblioteca. «En un momento de presupuestos expansivos no hay ningún motivo para que Cort continúe asumiendo el alquiler de la biblioteca. Esta decisión es un nuevo ejemplo de la falta de transparencia y ausencia total de consenso con la que se actúa el Pacte, ya que los afectados se han enterado por la prensa», manifestó la popular Antonia Roca.

El regidor de Cultura, Llorenç Carriò, rechaza mantener abierta la biblioteca porque no es accesible y cree que el edificio de sa Petrolera es mejor. Además, asegura que el PP se planteó clausurarla el pasado mandato por los problemas de accesibilidad. Añade que Cort paga 6.000 euros al año de alquiler por el edificio que alberga la biblioteca, más los gastos del personal, y reitera que el de sa Petrolera es mejor. También señala que las asociaciones de vecinos apoyan el cambio y se ofrece a reunirse con los padres y a volver a hacerlo con la dirección del colegio.