Imagen de archivo de Iñaki Urdangarin. | M. À. Cañellas

25

El que fuera fiscal del caso Nóos, Pedro Horrach, ha dicho este miércoles que hay una «probabilidad muy alta» de que Iñaki Urdangarin ingrese en prisión en 2018, «en función del resultado de la sentencia en primera instancia», aunque ha matizado que, en cualquier caso, hay que esperar a la resolución del Supremo.

Horrach ha contestado a la pregunta de los periodistas sobre si cree que Urdangarin irá en 2018 a la cárcel antes de impartir en Valencia una conferencia sobre 'La investigación de la corrupción'.

El exfiscal Anticorrupción de Baleares ha indicado que espera que los razonamientos y los argumentos que planteó en su recurso de casación por el caso Nóos sean atendidos por el Supremo, si bien ha subrayado que respetarán lo que diga ese tribunal.

Preguntado por las afirmaciones de los abogados de algunos exconsellers catalanes, que critican que Urdangarin esté en libertad mientras sus defendidos están en la cárcel, Horrach ha dicho que «las circunstancias» y los casos «son distintos», y ha recordado que él solicitó en su momento la prisión preventiva para el marido de la infanta mientras se tramitaba el recurso de casación.

«La sala entendió que no había motivos suficientes para que (Urdangarin) estuviese en prisión preventiva y que el criterio más adecuado era la libertad provisional mientras se tramitaba el recurso de casación», y así se hizo, ha recordado.

El exfiscal ha señalado que durante su conferencia expondrá cuál ha sido su experiencia durante los últimos doce años en la investigación de la corrupción, con qué dificultades se ha encontrado y cómo las ha «sorteado» las veces que ha podido hacerlo.

«Lo más frustrante quizá ha sido el no poder llegar en algunos casos a poder probar lo que indiciariamente va sumando», ha asegurado Horrach, quien ha considerado que, no obstante, «ha habido más satisfacciones que frustraciones» y que la valoración global de estos años «es positiva».