Rueda de prensa del equipo de investigadores de las ondas gravitacionales. | M. À. Cañellas

18

Los científicos Rainer Weiss, Barry C. Barish y Kip S. Thorne han sido galardonados este martes con el premio Nobel de Física 2017 por su «decisiva contribución al detector LIGO y la observación de las ondas gravitacionales», un proyecto que cuenta con la participación del Grupo de Relativitat i Gravitació de la Universitat de les Illes Baleares.

Reconocimiento para los cofundadores del proyecto LIGO, a través del que se produjo la primera detección de las ondas el 14 de septiembre de 2015. Desde entonces, se han anunciado otras tres detecciones.

El Grup de Relativitat i Gravitació (GRG) de la Universitat de les Illes Balears (UIB) es el único grupo de España que ha participado en estas detecciones a través de la Col·laboració Científica LIGO i GEO. La UIB participa en la Col·laboració Científica LIGO desde 2002, aunque doctora Alícia Sintes fue una de las que intervino en la puesta en marcha de esta grupo en 1997. Ella y el doctor Sascha Husa forman parte del consejo de LIGO.

Ganadores del Nobel de Física

La doctora Alícia Sintes, a través de la UIB, ha asegurado estar «muy contenta de que el premio haya reconocido la importancia del descubrimiento de las ondas gravitacionales, lo que ha marcado el inicio de una nueva era en astronomía».

El doctor Sascha Husa, por su parte, ha apuntado que estos físicos galardonados han sido pioneros tanto en los desarrollos tecnológicos como en el modelaje de las fuentes y en el desarrollo de las técnicas de análisis de datos.

La UIB, «super orgullosa»

La Universidad de las Islas Baleares (UIB) se ha mostrado «super orgullosa» porque su Grupo de Relatividad y Gravitación ha formado parte desde el inicio de la detección de las ondas gravitacionales, cuyos principales científicos han sido premiados con el Nobel de Física.

El rector de la UIB, Llorenç Huguet, ha felicitado en rueda de prensa al Grupo de Relatividad, en un día «emocionante», y ha resaltado que ha sido el único equipo investigador español que ha participado desde el inicio con la colaboración científica LIGO en la detección de las ondas gravitacionales.

Junto a él han estado los líderes del Grupo de Relatividad, Alícia Sintes y Sascha Husa, y con ellos los diez jóvenes investigadores que forman parte de este equipo que ha tenido ya reconocimiento mundial con este Nobel.

«Me he enterado a los pocos minutos por la rueda de prensa en directo, dando clase entre sms y una llamada telefónica», ha confesado Sintes.

Noticias relacionadas

Sintes, quien puso en marcha este grupo en 1997, ha mostrado «gran satisfacción de ver este reconocimiento» a las ondas gravitacionales, en lo que supone «un hecho histórico de la ciencia del siglo XXI porque reconoce el trabajo de mucha gente» y que «la ciencia básica es interesante y relevante».

Sintes ha deseado que una nueva generación de detectores siga realizando nuevos descubrimientos y revolucionando la «concepción actual del Universo».

La profesora de física ha felicitado a los científicos premiados y ha afirmado que no sabe si podrán acudir a recoger el premio, ya que la colaboración Ligo la conforman más de 1.000 personas.

Ha destacado la importancia de nuevas detecciones de ondas gravitacionales -ya se han confirmado cuatro desde 2015- porque puede suponer saber «qué pasó en los instantes posteriores el Big Bang».

Sintes ha agradecido el apoyo de la UIB, así como las ayudas económicas que ha recibido del Govern Balear de forma directa y que ha ayudado «muchísimo en un momento que era crítico», y del Ministerio.

Hya deseado que este reconocimiento internacional suponga una mejora de la financiación para la investigación en España y en Baleares.

Estos premios (recibieron el Princesa de Asturias de Investigación Científica 2017) son importantes para que se valore que la ciencia es «imprescindible y fundamental» y que ello revierte no solo en conocimiento sino en el desarrollo de la sociedad en general a largo plazo, en opinión de Sintes.

La científica ha reconocido que el grupo investigador pensaba que no lograrían ninguna detección de ondas gravitacionales, que confirma lo que decía Albert Einstein en su teoría de la Relatividad, antes de finales de esta década.

Por su parte Husa ha destacado que las ondas gravitacionales (ondas en el espacio tiempo) se investigan desde hace más de 40 años y el Grupo que dirige junto a Sintes lleva más de 10 años en la colaboración Ligo. «Estamos muy orgullosos por nuestro equipo», ha afirmado.

Este impulso que dan los premios supondrán un mayor número de estudiantes de física, y de mujeres, ha deseado Sintes, quien ha confesado que tras la detección de las ondas gravitacionales, las clases de esta materia están más llenas que nunca.

El grupo de la UIB contribuyó de forma relevante a la identificación de las cuatro detecciones confirmadas hasta ahora de colapsos de agujeros negros binarios, identificadas como GW150914, GW151226, GW170104 y GW170814.