La infanta Cristina durante el juicio del caso Nóos. | Efe

34

La infanta Cristina ha solicitado a la Audiencia Provincial en un escrito la devolución de 771.850 euros de la cantidad que adelantó para hacer frente a su responsabilidad civil por el ‘caso Nóos’.

La sentencia de la Audiencia le absolvió del delito fiscal por el que sólo le acuaba Manos Limpias. Esa absolución penal es firme desde el momento en que ninguna de las acusaciones la ha recurrido. La misma resolución sí condenaba a Cristina de Borbón como partícipe a título lucrativo de los delitos contra la hacienda pública de su marido, Iñaki Urdangarin. Ambos debían pagar de forma conjunta 265.088,42 euros. Antes del juicio, en diciembre de 2014, la Infanta había consignado para hacer frente a esa responsabilidad 587.413 euros. Unos meses después, su marido tamibén hizo una consignación de 2,3 millones para ambos cónyuges.

De todo ese dinero, tras una primera devolución parcial antes del juicio, la defensa de la Infanta calcula que quedan en las cuentas de la Audiencia 1.036.938,58 euros y quiere que se le devuelta la parte no afectada por la condena. La petición se formalizó en un escrito presentado el pasado mes de julio. Algunas de las partes han formulado alguna pega. Así, la Abogacía de la Comunidad ha pedido a la Audiencia que se tenga en cuenta a la hora de devolver los fondos el dinero de las costas causadas a las acusaciones y los posibles intereses legales que se hayan producido y que haya que sumar a la condena.

La cantidad que tendrá que abonar finalmente la Infanta todavía depende en alguna medida de lo que decida el Tribunal Supremo sobre el ‘caso Nóos’. Tanto la Fiscalía como la Abogacía del Estado y la defensa de Urdangarin discuten las cuotas defraudadas por los delitos fiscales del exduque de Palma, por lo que la condena civil de Cristina de Borbón puede variar.