Seijas, durante el juicio. | M. À. Cañellas

7

La diputada Montse Seijas ha defendido este miércoles ante la jueza Ana María Sánchez que nunca amenazó con romper la disciplina de voto de Podemos para rechazar los presupuestos autonómicos de 2017 y ha reclamado su reintegración en el partido: «Quiero volver al Podemos de la gente».

El juzgado de primera instancia 7 de Palma acoge la vista por la demanda de Seijas contra su antiguo partido por su expulsión por incumplimiento del código ético, una decisión que a juicio de Seijas no está justificada, vulnera su derecho a la libertad de expresión y ha dañado su reputación al acusarla de favorecer a un compañero.

«Conozco el código ético perfectamente, pero no siento que lo haya vulnerado», ha manifestado la demandante, que reiteradamente ha explicado que se pronunció en un chat interno en favor de que los órganos del partido decidieran votar contra el presupuesto autonómico si reducía la inversión en investigación científica pero no amenazó con votar de manera autónoma para beneficiar a su compañero Daniel Bachiller, también expulsado.

Al inicio de su declaración, Seijas ha admitido que conocía que los estatutos del partido preveían la posibilidad de expulsión en caso de vulneración grave de los preceptos éticos que se había comprometido a cumplir, una normativa por la que debía velar en su calidad de secretaria jurídica del Partido, aunque nunca ejerció ese cargo. «Me pusieron ahí como florero», ha reconocido.