La consellera y el director general de Pressuposts entra en el Parlament para entregar los Presupuestos de 2017.

35

El Govern tendrá que pagar cada día del año que viene 2,9 millones de euros en amortización e intereses de la deuda con los bancos y, sobre todo, con Mariano Rajoy. La cifra se eleva a 3,2 millones cada día del año 2019 y sube al récord de 4,5 millones diarios en 2020. Y así seguirá, cada año con menores cantidad, hasta 2044, fecha en la que por fin se cancelará la deuda contraída estos años.

Con el déficit controlado, el elevadísimo endeudamiento de Balears es ahora el principal problema para el Govern. Los Presupuestos quedarán hipotecados hasta el año 2023, con pagos anuales que superan los 1.000 millones hasta entonces. Solo a partir de ese año comienzan a bajar de forma sustancial.

En el Govern han pedido ayuda a Montoro para rebajar esas cantidades con el fin de que Balears deje de estar lastrada por los pagos: ha pedido que le condone la deuda de 6.577 millones de euros que acumulará con el Estado a finales de este año. Si no le perdona toda la deuda, el Govern cree que al menos una parte debe queda fuera del plazo de amortización. Es la deuda que algunos han llamado ‘ilegítima’ porque está provocada por un déficit de financiación.

Deuda ilegítima

El Govern ha hecho un cálculo aproximado a cuánto puede ascender esta cantidad, pero no es la única comunidad que lo ha hecho. En el voto particular que presentó la comunidad valenciana a la propuesta del sistema de financiación, se calcula que el Gobierno central debería perdonar a las Islas al menos 3.016 millones de los más de 6.000 que le debe como consecuencia de esa infrafinanciación. Solo hay tres comunidades que están por encima de Balears: Catalunya (34.015 millones), Valencia (21.587 millones) y Castilla-La Mancha (4.027 millones).