Imagen de un pleno municipal donde se trató la demolición del monolito de sa Feixina. | Pere Bota

51

El juzgado contenciosos administrativo 2 ha comunicado este lunes al Ajuntament de Palma que suspende el acuerdo de la junta de gobierno de continuar por vía de urgencia el expediente de demolición del monumento de sa Feixina.

Según recoge el consistorio en un comunicado, las medidas cautelares decretadas por la instancia judicial vienen condicionadas por la solicitud formulada por ARCA, ante la inminente interposición de una demanda por parte de dicha entidad contra el mencionado acuerdo y por la urgencia en que se tramita actualmente.

El Ajuntament de Palma dispone ahora de tres días para presentar alegaciones, y el equipo de gobierno se ratifica en el argumento inicial, que apunta que el monolito de sa Feixina «no tiene ningún valor artístico ni patrimonial», y que servirá al equipo legal para presentar las mencionadas alegaciones en los próximos días.