El verano pasado proliferaron en distintos puntos del centro de Palma pintadas antiturísticas, que fueron retiradas por el consistorio. | M. À. Cañellas

52

«No a los pisos turísticos», es el mensaje dejado con espray plateado manchando el respaldo de un banco de la calle Blanquerna de Palma, donde ha aparecido otra pintada protesta contra la «terratización» de esta vía peatonal.

El Govern balear, a través de su departamento de Turisme, y los partidos PP y Ciudadanos (Cs) manifestaron su rechazo a la protesta con pancartas, bengalas y confeti contra el turismo de masas llevada a cabo a finales de julio en un restaurante del Moll Vell de Palma por la entidad juvenil Arran, que la reivindicó el martes en redes sociales.

Noticias relacionadas

La organización juvenil de la izquierda independentista vinculada a la CUP colgó en Twitter un vídeo de dicha protesta con el mensaje «Paremos el turismo masivo que destruye Mallorca, que condena a la clase trabajadora de los Països Catalans a la miseria».