Durán apuesta por construir un PP "próximo, abierto y con una identidad fuerte" para recuperar a los votantes | Pere Bota

6

La candidata a liderar el PP de Palma Margalida Durán ha apostado este viernes en su intervención en el Congreso municipal por «construir entre todos un partido próximo, abierto y con una identidad fuerte» con el que recuperar la ilusión de sus votantes y volver a las instituciones.

Durán ha señalado que quiere recuperar «el orgullo por las siglas» y que sus votantes salgan a la calle «con la cabeza bien alta y decir sin ningún reparo: sí, soy del Partido Popular».

Así pues, ha afirmado que con el «conocimiento» y la «experiencia» que ha acumulado, su equipo ha elaborado un plan que «sitúa al afiliado en el centro y tiene tres ejes fundamentales: la proximidad, la apertura y la identidad».

Por otra parte, ha optado por un partido participativo y «próximo». En este sentido, Durán ha propuesto la creación del presidente de la barriada, cuya función será que el PP palmesano tenga presencia permanente en los barrios y recoja los problemas y sugerencias de los vecinos.

También ha mencionado su apuesta por crear un partido «abierto», para lo que se ha mantenido en su deseo de que todas las juntas territoriales ordinarias sean asamblearias. «El partido debe estar abierto al afiliado y su voz debe ser la que guía nuestra acción política», ha dicho.

Por otro lado, ha señalado que a pesar de que «un pacto de perdedores» colocara al PP en la oposición en Cort, su grupo municipal ha «defendido» su programa electoral con posturas como la defensa de la conservación del monumento de Sa Feixina o la retirada del sistema de 'trastos' «que ha tenido como resultado una Palma más sucia que nunca».

También, defendiendo el incremento de seguridad en las barriadas o la retirada de «unas cláusulas lingüísticas absurdas y sectarias», así como visitando y charlando con los vecinos de todas las barriadas de la ciudad, ha continuado.

Por último, la candidata a liderar el PP palmesano ha señalado que su plan de candidatura tiene el «objetivo claro e irrenunciable» de ganar las elecciones de 2019 y volver a gobernar la capital balear.

«Palma padece un gobierno sectario, al servicio de rencores y odios partidistas, sin más proyecto que desmontar, demoler, destruir y desbaratar. El Partido Popular es la opción del cambio a mejor para Palma y estoy segura que si trabajamos juntos y remamos en la misma dirección, lograremos nuestro objetivo», ha apuntado.