El Gremio de Artesanos, cansado de la venta ilegal. | Pimem

14

El Gremio de Artesanos de Pimem se ha declarado este miércoles «harto ante la inexplicable tolerancia del Ayuntamiento de Palma respecto de la venta ambulante ilegal», que «ha convertido s'Hort del Rei en un zoco».

En un comunicado, la presidenta del Gremio de Artesanos, María Oliver, denuncia que «esta semana se podían contar hasta 103 paradas» de vendedores ambulantes sin licencia «entre el Parc de la Mar y el Born», sin que los policías locales presentes en la zona actuaran para frenar esa actividad.

Los artesanos de la Federación de Pequeña y Mediana Empresa de Mallorca (Pimem) señalan que, además de la competencia desleal de los ambulantes irregulares frente a los vendedores que cotizan y pagan las tasas correspondientes, la convivencia entre ambos colectivos «empeora por momentos».

«Se ríen de nosotros porque pagamos impuestos y vamos de legales», critica Oliver, que señala que incluso alguno de los vendedores irregulares ha admitido que ha dejado de cumplir con los requisitos legales porque no se persigue su actividad.

«La situación se ha vuelto inaguantable. Cuanto llegamos a montar ya tenemos las primeras disputas porque estas personas están ocupando el lugar que nosotros tenemos asignados», relata la dirigente del Gremio en referencia a la actividad en los tres días en que se monta el mercado artesanal en S'Hort del Rei.

Oliver señala que en las reuniones que ha mantenido con técnicos municipales, «a las que generalmente no acude la regidora responsable del área, Antonia Martí (Sanidad y Consumo)», se le ha trasmitido la idea de que «no hay nada que hacer».

Se queja también de la «incongruencia» que supone que el mercado artesano se instale tres días mientras que durante cuatro días el espacio está ocupado «por ilegales».

«Parece que el Ayuntamiento quiere promover la economía sumergida, dejando de lado algo tan importante como el mantenimiento de la auténtica artesanía mallorquina», lamenta la asociación, que pide un «auténtico control policial» para perseguir la venta ambulante ilegal.