Los ataques contra Carles Manera reflejan la impotencia para debilitar al actual Govern del Pacte

| | Palma |

Valorar:
preload
Carles Manera.

Carles Manera.

Pere Bota

El nombramiento de Carles Manera como presidente del Consell Econòmic i Social ha despertado inquina entre algunos segmentos de la derecha balear. Este organismo fue liquidado por Bauzá por ser «muy caro». Era cinismo. En realidad le molestaba todo lo que hiciese sombra a su mayoría superabsoluta, finiquitado el 2015 tras una reacción electoral nunca vista entonces. Ahora la izquierda ha reconstruido este consejo, de alto valor analítico y de cohesión social, volviendo a contar con las organizaciones empresariales, sentadas junto a las sindicales. Este logro ha molestado.

De momento ha comenzado una campañita en las redes contra Manera, que fue conseller económico del último Govern Antich (2007-2011) y tuvo que lidiar con una crisis económica internacional y feroz, que hizo brecha en la línea de flotación del sector de la construcción e inmobiliario, segunda locomotora de la economía balear hasta entonces. Ahora, algunos políticos del PP, Ciudadanos e incluso el Pi, la han tomado contra Manera. En algún caso con saña. Es la única forma que tienen de orquestar pataletas ante la impotencia de la derecha de poder gobernar. De Manera dicen que fue el causante de la gran crisis iniciada hace una década e incluso le culpan de haber hundido Sa Nostra. Hasta Pericay, de natural manso y cansino, se ha sumado a las críticas, seguramente porque ha visto la oportunidad de sacar la cresta. Como se sabe, la economía balear avanza ahora como un tiro, incluso algo sobrecalentada a causa del alquiler turístico. Difícilmente pueden atacar a los actuales responsables económicos del Govern.

Por eso la emprenden contra Manera. Son acusaciones injustas y, sobre todo, peregrinas y si se apura un poco, hasta cursis. Aquella crisis financiera, que estalló en Estados Unidos y se esparció por todo el planeta, es fruto de la economía especulativa, del pelotazo desmedido, del creerse que la economía es un globo que se calienta con gas monetario y sube y baja al antojo de los que manejan el sistema financiero, generando beneficios fabulosos para unos cuantos pero poniendo en situación de riesgo de pobreza al grueso de las poblaciones del planeta, comenzando por las democracias.

Manera, un keynesiano convencido, era y es, representaba y representa, todo lo contrario. Cuando llegaron a Balears los efectos de aquel desastre, en esencia elitista e insolidario, que provocó un cierre imparable de empresas ligadas directa o indirectamente a la construcción, Manera decidió luchar en favor en el tejido social y productivo balear, miró a las empresas, cada vez más débiles, y a los trabajadores, cada vez más desamparados, y optó por el endeudamiento público. Ahora puede comprobar con orgullo la recuperación, sabedor que que evitó mucho sufrimiento a los desfavorecidos en años tan tremendos como el 2010 o el 2011. Su objetivo fue mantener el estado de bienestar con recursos importantes para hospitales, colegios o servicios sociales mientras la recaudación caía en picado. En épocas de tribulación y desánimo, la deuda ahorra dolor, mucho dolor, y mantiene viva la esperanza. Y cuando regresa el ciclo alto paga lo que debe una sociedad más sólida, cohesionada y solidaria.

Culpar a Manera del hundimiento de Sa Nostra es una injusticia, ya que esta caja de ahorros siguió el mismo camino de otras muchas en toda España. Sus males venían de lejos, de los tiempos de la fiebre inmobiliaria. Culpar a Manera de la crisis económica es mucho más que estupidez. Es impotencia.

Comentar

* Campos obligatorios
AnteriorSiguiente
Página 1 de 3

Pau
Hace más de 3 años

En Manera no és el culpable de la crisi, tan sols és un personatge buit i ambiciós que s'aferra al referit si fa falts per mantenir un protagonisme que, tanmateix, no li servirà per res.

Valoración:1menosmas

Corc
Hace más de 3 años

Riera puede que no sea objetivo, pero queridos contertulianos tampoco lo sois mucho.

Valoración:-1menosmas

vaya vaya
Hace más de 3 años

Esto es muy"UIB"! De esos que ven a mediocres de medio pelo y se acojonan y sacan las pistolas pensando que vieron a Dios. Cualquier cosa para llegar un poquito mas tarde al infierno

Valoración:menosmas

La izquierda INDIGNA manipula
Hace más de 3 años

La redaccion cursi, vacia, sectaria y totalmente irrespetuosa de estos periodismos que hacen PROPAGANDA DEL HUMO Y DE LA MENTIRA sí que reflejan la IMPOTENCIA TOTAL de una "izquierda" incapaz de actuar dignamente.

Ustede no le hace ningun favor a nadie con estos articulos: Ni siquiera a Manera y a sus colegas. Nos horroriza pensar que esto lo mejor que pueden conseguir a su favor.

Valoración:4menosmas

TOMEU
Hace más de 3 años

Las criticas al nombramiento de Carles Manera reflejan "LA INDIGNACION DE LOS CIUDADANOS ANTE EL AMIGUISMO Y ENCHUFISMO QUE PRACTICAN LOS PARTIDOS".No se elige al MEJOR, se elige al amigo o enchufado de turno recomendado por el partido.Para ser elegible solo debes ser del partido y llevarte bien con los dirigentes, lease hacer la pelota, y eso tiene un nombre NEPOTISMO.

Valoración:8menosmas

Así no
Hace más de 3 años

He visto pocos artículos tan tendenciosos y torticeros como éste

Valoración:11menosmas

Pep
Hace más de 3 años

Mi pregunta es? Para que tanto sectarismo y montar cosas inutiles ? Si tan bien van las cosas economicas como parecer decir un afiliado o dice el escritor de esta parrafada inmunda y totalmente sectaria . Porque ayer decian este mismo periodico que el govern va a subir impuestos ? No tiene sentido .

Valoración:17menosmas

Luis
Hace más de 3 años

Lo que refleja Riera es un "whisful thinking" en base a conceptos decimonónicos como izquierda y derecha

Valoración:14menosmas

TolO
Hace más de 3 años

El nuevo cargo para el amigo y sus compañeros de partido nos cuesta una pasta y no sirve para res de res. Es un fiel lacayo sin ningún tipo de capacidad de gestión. Sólo hay que ver los agujeros que va dejando a su cargo. ¿ Como puede ser que regalar contratos a empresas de amigos es corrupción y regalar puestazos bien pagados con dinero público a amigotes no? Algo falla

Valoración:20menosmas

Despilfarrando
Hace más de 3 años

El CES, felizmente desaparecido hace años, era un organismo caro e inútil ya que el Govern dispone de asesores y agencias de asesoría en todos sus campos. Para pactar políticas sociales lo hace con los sindicatos directamente o con cualquier organización similar que defienda intereses sectoriales (CAEB, federación hotelera) o con asociaciones e instituciones ciudadanas de todo tipo. Nunca lo hace a través del CES. Esto no tiene nada que ver con atacar al futuro presidente de un organo decorativo y muy caro como es el renacido CES. Es cuestión de racionalizar el gasto público y gastar sin exigir mayores esfuerzos a los ciudadanos contribuyentes. El dinero del CES hace falta en Sanidad, educación, o en inspectores que eviten entrada de nuevas plagas en los puertos. Como la Xylella. Quien gasta en inutilidades está despilfarrando el dinero de todos. (No soy del PP ni me gusta ese partido)

Valoración:22menosmas
AnteriorSiguiente
Página 1 de 3