La conselleria de Medi Ambient asegura que las ovejas de sa Indioteria se encontraban en buen estado cuando sus técnicos de Benestar Animal acompañaron a agentes del Seprona de la Guardia Civil este martes a la finca del barrio palmesano, en la que diversos vecinos habían denunciado que las tenían «abandonadas», con poca agua y alimento.

Fuentes del departamento comandado por Vicenç Vidal aseguran que sus técnicos corroboraron la legalidad de los animales, propiedad de un pastor profesional, a quien pidieron que se hiciera cargo del animal muerto que se encontraba en el campo y no constataron casos de desnutrición.

Noticias relacionadas

Durante la inspección de los agentes del Seprona, se constataron determinadas irregularidades por las que se ha procedido ha abrir expediente. Las irregularidades apuntadas se centran en «las condiciones de sombra, de agua y la presencia de un animal muerto, que no se atribuye a desnutrición». Se ha precisado que «no se constata delito por maltrato animal».

El propietario se comprometió a darle al rebaño cobijo, alimentos y agua, y en la mañana de este miércoles ya se había trasladado tanto a las ovejas vivas como a la muerta a un lugar sin determinar.

El mencionado propietario de las ovejas es un conocido empresario del sector que, consultado por Ultima Hora, no ha querido añadir ningún punto a la información anteriormente referida.