Imagen de archivo de un examen a oposiciones docentes. | ARCHIVO

7

Seis aspirantes de los 28 que se presentaron para cubrir 7 plazas de profesor de Procediment Sanitari i Assistencial, en Formació Professional, han presentado una reclamación en relación a la oposición que se está desarrollando estos días, en el marco de las pruebas para 257 plazas de docentes en Baleares, a las que concurren más de 1.300 aspirantes.

La reclamación se refiere a que se desconocía la puntuación de la prueba teórico-práctica, dividida en tres bloques: proyección de 45 imágenes, 83 preguntas tipo test y desarrollo de 5 casos prácticos. Según uno de los reclamantes, «no sabíamos la puntuación de cada pregunta ni de cada bloque».

Además, según indican los que han presentado la reclamación, en la proyección, en una pizarra electrónica, de imágenes que los aspirantes debían identificar, las condiciones de visualización no eran iguales para todos, «por lo que fue necesario que los de más atrás se acercasen. Aun así, no se cumplieron las condiciones de igualdad. Habría sido mucho más fácil mostrar las imágenes en los ordenadores de un aula de informática. No hubo ninguna prueba realmente práctica por falta de tiempo en su preparación, según nos dijeron».

Una representación de los reclamantes se reunió este lunes con un inspector de la Conselleria d’Educació i Universitat y un responsable de las oposiciones para plantear su queja. El tribunal de la oposición resolverá ahora la reclamación presentada.