Foto del Govern tomada tras la incorporación de Fanny Tur. | Redacción Digital

63

Cualquier formación de gobierno tendrá que contar necesariamente con el PI, sea a la izquierda o a la derecha, según la encuesta electoral realizada por el Instituto Balears de Estudios Sociales (IBES) para Ultima Hora. La realidad parlamentaria cambia sustancialmente con respecto a las elecciones de 2015 de forma que los holgados 34 diputados que lograron los partidos de izquierdas entonces se convierten ahora en 29. Les falta un diputado para obtener la mayoría absoluta y solo pueden conseguirla con el PI, partido al que los ciudadanos premian con un representante más en Mallorca: pasa de tres a cuatro.

Los dos años de gestión de este Govern pesan mucho sobre los partidos que le dan apoyo. Todos ellos pierden representación pero el que sale mejor parado es el PSIB, que pierde solo un diputado en Eivissa y se queda con 13. A Podemos y Més les va peor. La formación morada se queda con ocho representantes frente a los diez que tuvo en mayo de 2015 y los pierde en Menorca y Eivissa. Més también pierde presencia y diputados: uno en Mallorca y otro en Menorca. Gent per Formentera mantiene su diputado.

En el otro lado del abanico parlamentario, el panorama es realmente preocupante para un PP que no remonta de ninguna manera. La elección de Gabriel Company como presidente de la formación no solo no tiene el efecto esperado –al menos por ahora– sino que los ‘populares’ incluso pierden un diputado en Mallorca que compensan con uno que ganan en Eivissa.