Un momento de la concentración. | Pere Bota

2

Más de un centenar de personas se han concentrado este viernes ante la Delegación del Gobierno en Palma para protestar contra la precariedad y siniestralidad laboral, con motivo del Día Internacional de la Salud y la Seguridad en el trabajo.

La concentración ha tenido lugar a las 19.00 horas convocada conjuntamente por los sindicatos CCOO, UGT, USO y STEI y el partidos políticos PSIB, MÉS, Podemos y EUIB.

El coportavoz de MÉS, David Abril, ha destacado la importancia de «dar un mensaje de unidad de la izquierda política y los sindicatos» y ha alertado de que la precariedad «se está convirtiendo en la manera normal de funcionar», algo de lo que considera «culpable» a la reforma laboral.

Para Abril, esta normativa tiene «consecuencias dramáticas en forma de accidentes laborales». En este sentido, ha señalado que «5.000 accidentes por cada 100.000 trabajadores son muchos y son un indicador clarísimo de que no se están haciendo las cosas bien».

Por su parte, el secretario general de UGT, Alejandro Texías, ha reclamado a la delegada del Gobierno, Maria Salom, que transmita al Gobierno de España la situación de precariedad y siniestralidad en Baleares, que «ha aumentado un 24% desde 2012».

Texías también ha atribuido este aumento a la reforma laboral y ha considerado que «ha llegado el momento de decir basta». Por ello, ha exigido la derogación de las dos reformas laborales y las mutuas y recuperar la figura del delegado de salud laboral.