18

El Pi defenderá en el Parlament una proposición no de ley para instar a reformar el Código Penal con el fin de frenar las ocupaciones ilegales de viviendas, un problema en aumento cuya solución puede liderar el Govern aunque exceda sus competencias, según el líder regionalista, Jaume Font.

El portavoz parlamentario de Proposta per les Illes (PI) ha señalado que aunque no está en la mano del Govern, ni del Parlament balear, promover las reformas legales necesarias para combatir con eficiencia la okupación, su impulso sí puede servir para afrontar un fenómeno preocupante, agravado por la intervención de «mafias».

Ha recordado que hay organizaciones delictivas que hacen negocio con las viviendas de las que se apropian a la fuerza y que en ocasiones los propietarios se ven indefensos por la lentitud de la justicia y la falta de herramientas legales de las fuerzas de seguridad.

La iniciativa de El Pi, que se debatirá en una comisión parlamentaria, plantea el rechazo de la ocupación ilegal de viviendas y propone instar al Estado a cambiar las leyes precisas para defender a los propietarios afectados «en un plazo máximo de una semana».

El partido regionalista planteará a debate en los plenos de los ayuntamientos en los que cuenta con representación proposiciones en el mismo sentido.