Momento de la aprobación de la ampliación en tres años del periodo de carencia de los préstamos. | @CsPalmaMallorca

1

El Ayuntamiento de Palma ha aprobado este jueves en un pleno extraordinario la adhesión a la medida de ampliación en tres años del periodo de carencia y de amortización de préstamos formalizados con Fondos de financiación de los pagos a proveedores 2012-2016.

El consistorio calcula con esta medida un ahorro de ocho millones de euros anuales que se deberán destinar a sanear otras deudas, como intereses de demora de sentencias o facturas pendientes.

De hecho, son requisitos para solicitar la adhesión a Hacienda la confirmación del compromiso del Ayuntamiento de ampliación del plan de ajuste vigente y la aprobación de un plan de saneamiento para corregir en cinco años el signo negativo de remanente de tesorería.

El regidor de Economia, Hisenda i Innovació, Adrián García, ha dicho durante el pleno extraordinario que el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, ha dado ahora esta opción de aplazar tres años la amortización de la deuda bancaria de 2012 y 2013 para pago a proveedores aunque ha censurado que por otro lado «se dedica a asfixiar» a las administraciones municipales.

García también ha aclarado que Palma puede acogerse a esta posibilidad porque en la liquidación de 2015 las obligaciones pendientes de ejercicios anteriores eran superiores al remanente de tesorería.

Así, estas amortizaciones se aplazan hasta dentro de tres años y el dinero que se deja de pagar a los bancos debe destinarse exclusivamente al saneo y pagos de obligaciones pendientes, por lo que permitirá un «saneamiento progresivo de las cuentas», según García.

En concreto, las cantidades en las que se atrasa la amortización tres años son 6,9 millones de euros en 2017, 9,5 millones en 2018 y otros 9,5 millones en 2019 y finalmente 2,5 millones en 2020.

Por su parte, el portavoz de Cs en el Ayuntamiento, Josep Lluís Bauzá, ha censurado que la hacienda del consistorio «continúa estando tutelada permanentemente» y que aunque se podrá sanear una parte se verán de nuevo en esta situación «cada vez más encorsetados».

Paralelamente, el conseller del PP, Pep Ignasi Aguiló ha lamentado que se trata de «los restos del naufragio de la legislatura en la que Hila era teniente de alcalde» ya que «toda la deuda se generó en ese momento».

Por ello, Aguiló cree que «por honradez» el equipo de gobierno debería «recoger ahora los restos de ese naufragio y no dejarlo para después».