EasyJet inauguró este jueves su base número 28, que es la primera estacional. En la instantánea aparecen José Antonio Álvarez (segundo por la izquierda), Joana Mª Adrover, Iago Negueruela y Javier Gándara. | M. À. Cañellas

21

El aeropuerto de Palma se ha convertido en la principal base del Mediterráneo para las aerolíneas por el incremento de la demanda vacacional, por lo que durante la temporada de verano pernoctarán cada día en Son Sant Joan 26 aviones, lo que propiciará un mayor aumento de frecuencias, rutas y conexiones con la Península y países europeos.

Los datos facilitados por AENA reflejan que si el pasado año había posicionados en Son Sant Joan 17 aviones, «el incremento que se ha registrado este año es del 50 %, debido a la apuesta de aerolíneas británicas y alemanas por contar en Palma con una base operativa estratégica para incrementar volumen de tráfico a todos los destinos», puntualizaron ayer desde el aeropuerto.

Aerolíneas

Las aerolíneas que han apostado por esta estrategia son: Jet2, Ryanair, EasyJet, Eurowings, Germania, Norwegian y las españolas Air Europa, Vueling e Iberia Express.

Noticias relacionadas

Las compañías puntualizan que por cada avión basado en Palma «tienen que pernoctar en hoteles de la Bahía de Palma tres tripulaciones, de ahí que sumando los 26 aviones el número de tripulantes, entre pilotos y TCPs (personal de cabina), el número de empleados de las aerolíneas que pernoctarán en Palma cada día puede superar los 1.000».

Las compañías señalan que a esto hay que sumar el impacto indirecto en una mayor creación de empleo en Mallorca en los sectores relacionados con la actividad aérea, caso del catering, suministro de combustible, limpieza, mantenimiento, carga y en el servicio de atención en tierra a aviones y pasajeros.