El hotel Llaut Palace, tras cerca de dos años de obras, abrió sus puertas el pasado mes de enero. | M. À. Cañellas

6

El alza de la demanda turística y la mayor programación de vuelos por parte de aerolíneas británicas y alemanas, así como la regulación de los viajes de la tercera edad del Imserso, ha propiciado que la apertura de establecimientos turísticos en Mallorca sea un 50 % superior en estas fechas respecto al pasado año, según fuentes de la Federación Empresarial Hotelera de Mallorca (FEHM), que preside Inmaculada Benito.

Las zonas que se están viendo más beneficiadas por este circunstancia, son la Platja de Palma y Palmanova-Magaluf.
El presidente de la Asociación Hotelera de la Platja de Palma, Francisco Marín, señala: «En febrero ha habido un 50 % más de planta hotelera abierta en comparación con el pasado año. Lo interesante desde el punto de vista empresarial es que pese a haber más establecimientos, la ocupación ha sido un 20 % más alta, con una media que oscila entre los 60 y 70%».

Marín añade que la apuesta por los productos desestacionalizadores «está funcionando muy bien, como así sucede con el cicloturismo desde hace cinco temporadas invernales, que propicia un alza de la ocupación y una mayor número de hoteles abiertos».

El presidente de los hoteleros de Alcúdia-Can Picafort, Jaime Horrach, apunta que durante este mes de marzo, pese que la Semana Santa tendrá lugar en abril, «los índices de ocupación previstos son muy buenos, puesto que la media será del 60 %.