Imagen de archivo de la plataforma 'Stop deshaucios' | M. À. Cañellas

4

En Baleares se llevaron a cabo el año pasado 2.291 desahucios, lo que representó un descenso del 2,4 %, mientras que en el conjunto de España la reducción alcanzó el 6,4 %, según el último informe sobre los efectos de la crisis del Consejo General del Poder Judicial.

De los desahucios practicados en 2016 en el archipiélago, en los que no se distinguen viviendas habituales de segundas residencias, locales comerciales y otro tipo de inmuebles, el 35 % fue por ejecuciones hipotecarias y el 64 % por aplicación de la Ley de Arrendamientos Urbanos, esencialmente impago de rentas de alquiler.

Según ha informado el Tribunal Superior de Justicia de Baleares, el número de lanzamientos (nombre técnico de los desahucios) solicitados a la administración de justicia en las islas el año pasado fue de 3.280, un 2,5 % menos que el ejercicio anterior.

Las 1.259 ejecuciones hipotecarias iniciadas en Baleares en 2016 representaron un descenso del 32 % respecto al año anterior, una reducción mayor que la del conjunto del Estado, que fue de 29 %.

En cuanto a los concursos de acreedores, en 2016 se presentaron en Baleares 171, de los que 36 (21 %) correspondían a personas físicas.

Las 1.950 demandas por despido registradas en los juzgado de los social fueron casi las mismas (-0,3 %) que en 2015, mientras que en el conjunto de España decrecieron un 5,3 %.