La portavoz del Govern balear, en una imagen de archivo. | Redacción Local

14

El govern balear paga a sus proveedores con una media de 32 días de retraso, la menor demora desde que se instituyó este indicador, según ha destacado la portavoz del ejecutivo, Pilar Costa.

Costa ha explicado que la consellera de Hacienda, Catalina Cladera, ha informado de la consecución de esta cifra de morosidad, correspondiente al mes pasado, en el Consell de Govern celebrado este viernes.

La portavoz ha destacado que en el pasado mes de agosto, la demora media en los pagos a proveedores era de 90 días, por lo que «en cinco meses se ha hecho un esfuerzo bien evidente».

Según Costa, estos buenos resultados descansan en buena medida en el «esfuerzo del IB-Salut», cuya facturación lastra la media de demora en los pagos de la administración autonómico.