6

El Govern ha puesto a la venta varios solares e inmuebles que no emplea con la intención de lograr unos ingresos que «ayudarán a cumplir con los objetivos presupuestarios», ha informado este sábado la dirección general del Tesoro, Política Financiera y Patrimonio. El propósito es «optimizar» los recursos inmobiliarios de la comunidad autónoma que no se utilizan y que no son necesarios.

En estos momentos, el Govern mantiene abierto el periodo para la presentación de ofertas por la compra de siete solares industriales del polígono de Son Angelats de Sóller.

El plazo expira el 24 de febrero. Hasta entonces los interesados podrán presentar la documentación requerida en la notaría de Sóller. Los siete solares industriales de Son Angelats están valorados globalmente en cerca de 1,5 millones de euros, entre los 200.000 y los 250.000 euros por cada uno.

Tienen una superficie de entre 500 y 600 metros cuadrados y forman parte del área de Son Angelats, que consta en total de una veintena de solares industriales, todos ellos radicados en una parcela que antiguamente perteneció al Ministerio de Defensa.

El director general del Tesoro, Política Financiera y Patrimonio, José Luís Gil, ha explicado que se trata de inmuebles que pueden resultar de interés para el sector privado, por lo que se llevó a cabo en su día una subasta pública y, en segundo término, la venta directa.

En el caso de estos solares «la participación del notario de la localidad aporta un plus de difusión, transparencia y concurrencia al proceso». Los datos de estas ventas pueden consultarse en la página del Govern balear: www.caib.es, en el Boletín Oficial de las Islas Baleares (BOIB).

«La voluntad de la administración autonómica es enajenar todos aquellos bienes innecesarios o que, por sus características, resulte más beneficiosa su venta para poder adquirir otros edificios más funcionales y adaptados al servicio que precisa el Govern», ha señalado Gil. Además de la operación de estos solares, también hay otros inmuebles propiedad de la comunidad autónoma que están en venta, como sendos locales de oficinas ubicados en Madrid y en Palma.

«Los ingresos procedentes de las ventas nos ayudarán en el cumplimiento de los objetivos presupuestarios», ha añadido Gil y, al mismo tiempo, «liberará» a la comunidad autónoma de los gastos inherentes al mantenimiento y a los impuestos que generan estas infraestructuras que no se utilizan.

Dentro de la política de «activación» de los recursos inmobiliarios, Gil también ha destacado la gestión de inmuebles propiedad de la comunidad autónoma pero que han sido cedidos a otras administraciones, generalmente para usos sociales. En esta situación se encuentra una escoleta en Sa Pobla que será cedida definitivamente al ayuntamiento.