Las inspecciones de los edificios tienen la finalidad de garantizar que se encuentran en buen estado. | T. Ayuga

6

A falta de unos días para finalizar el año, el 73 % de las parcelas de Palma (el catastro no contempla edificios) aún no han pasado la Inspección Técnica de Edificios (ITE). Este año están obligados a someterse a esta revisión los inmuebles construidos en el año 1966 y solo la han presentado 125 de los 464 que tienen que hacerlo.

De ellas, el 28,8 % son favorables, el 12 % desfavorables y el 59,2 % se encuentran en tramitación.

El director general d’Urbanisme, Biel Horrach, confiesa que no están preocupados por el elevado número de parcelas que aún no han presentado la ITE, ya que es una cifra similar a la de años anteriores.

En este sentido, del ejercicio 2015 aún no la han presentado el 78,6 % de las 4.977 parcelas que estaban obligadas a hacerlo. Horrach justifica la falta de preocupación porque cuando la presentan, muchas ITE son favorables.

El director general d’Urbanisme explica que uno de los motivos que justifican que los ciudadanos retrasen la inspección de sus inmuebles es que la sanción tarda años en llegar. Así, las comunidades de vecinos reciben un año antes una carta avisándoles de que les toca pasar la ITE, pero la advertencia de que se les abre un expediente sancionador no les llega hasta que no han transcurrido cuatro años del incumplimiento.

La falta de recursos económicos motiva que muchos ciudadanos retrasen la realización de las inspecciones de sus edificios e incluso que algunos no lo hagan, especialmente las comunidades de vecinos de los barrios más desfavorecidos. Por ello, el Pacte se está planteando la posibilidad de habilitar una línea de ayudas para llegar a las familias con menos recursos.