Jordi Folgado, presidente de la Fundación Vicente Ferrer, durante su parlamento. | P. Pellicer

1

«No podemos olvidar a las personas de aquí, pero menos a las de allá». La Fundación Vicente Ferrer celebró anoche en el Teatre Principal de Palma sus 20 años de solidaridad con las zonas más pobres de Angra Pradesh, al sur de la India.

Jordi Folgado, presidente de la Fundación Vicente Ferrer y sobrino del misionero, afirmó que «el de hoy es un acto sumamente importante para nosotros. Tengo la impresión de que fue ayer cuando iniciamos la organización y hoy, veinte años después, hemos ayudado a tres millones de personas en 3.200 pueblos».

Uno de los principales objetivos de la Fundación Vicente Ferrer es tejer una red sanitaria rural que logre la cobertura sanitaria básica en las zonas más remotas de Angra Pradesh. La ONG cuenta con 16 clínicas rurales, además de una unidad especializada en pediatría y un centro de atención para personas con enfermedades infecciosas, como la tuberculosis o el sida.

Vídeo solidario

También se proyectaron dos vídeos en los que una veintena de mallorquines que han sido cooperantes relataban su experiencia en las escuelas, hospicios y hospitales de la fundación.

Maria del Mar Bonet cerró la velada con un recital junto al músico valenciano Borja Penalba, que le acompañó a la guitarra. Fueron muy aplaudidos.