Mabel Cabrer, durante su comparecencia. | Joan Torres

15

La ex consellera de Obras Públicas del Govern de Jaume Matas, Mabel Cabrer, declara este viernes en el seno de la Comisión de Investigación parlamentaria sobre la planificación, la adjudicación, la ejecución y la gestión de las autopistas de Ibiza, cuyas obras supusieron más de 150 millones de euros de sobrecoste.

En la sesión de este viernes también están citados a declarar el que fuera director general de Obras Públicas del Govern de Matas, Carlos Jover y la secretaria de Cabrer, Concepción Sartorio.

Desde el PSIB, el diputado ibicenco, Enric Casanova, ha expresado este jueves en rueda de prensa que la comisión demostrará que el proceso de construcción de estas infraestructuras públicas «estuvo pensado y gestionado desde el primer momento para generar sobrecostes».

Según ha dicho Casanova, «al PP nunca le ha importado como acaban estas infraestructuras, quería empezarlas con el objetivo de generar beneficios a determinadas personas».

Así, el diputado del PSIB, Vicenç Thomàs, también presente en la rueda de prensa, ha puesto como ejemplo «el Hospital de Son Espases, el metro de la señora Cabrer y las autopistas de Ibiza».

«Queremos que se dé luz porque estos proyectos tienen muchas similitudes, que son fotos claras de cómo gobernaba el PP en la segunda etapa de Jaume Matas (2003-2007)», ha señalado Thomàs.

Cabe destacar que MÉS anunció este lunes que solicitará la comparecencia del presunto cabecilla de la trama 'Gürtel', Francisco Correa, en el marco de esta comisión de investigación parlamentaria.

Según dijo, «Correa aseguró recientemente que como Mariano Rajoy quería más transparencia trasladó sus 'negocios' a Valencia y Baleares». «Eran unos años que coincidían con la época de las grandes e innecesarias infraestructuras de Jaume Matas», añadió.

A esto, el Thomàs ha explicado que esta petición aún no ha entrado en el Parlament, pero que si entra, «la puerta no está cerrada». «Cualquier solicitud se tiene que justificar para el caso hipotético de Correa o para cualquier otra petición», ha aclarado.

Según el escrito registrado en el Parlament el pasado junio para justificar la comisión, las autopistas pasaron de tener «un coste estimado de 8,3 millones de euros a un coste real de 150 millones».