Acceso a las Urgencias de Son Llàtzer. | T. Ayuga

17

Personal de las Urgencias del hospital Son Llàzter denunció este martes que, a pesar de que todavía no ha empezado el frío ni la época de la gripe, en la que los mayores de 65 años y los enfermos crónicos sufren muchas descompensaciones y continuos ingresos, el servicio ya está saturado.

Este martes, a primera hora de la mañana había cerca de 40 pacientes en las Urgencias esperando conseguir cama para quedar ingresados.

El personal achaca la saturación de las Urgencias al hecho de que se estén llevando a cabo ahora las obras de eliminación de las barreras arquitectónicas, dejando las duchas a ras del suelo, en varias de las plantas del recinto hospitalario. «Cada vez que se llevan a cabo las obras de renovación en una de las plantas, ésta se cierra y se trasladan los pacientes a otra planta», explican los profesionales sanitarios.

Esto supone que se esté utilizando actualmente la planta (con 36 camas), que el hospital tiene destinada a hacer frente a la campaña de la gripe. «Será un invierno duro, como ya lo fue el pasado», vaticinan los profesionales.