El Ibavi tiene ahora en propiedad un total de 1.805 viviendas alquiladas. | S. Amengual

33

Los inquilinos del Ibavi que lleven meses sin pagar la renta serán desahuciados si se demuestra que disponen de ingresos suficientes para afrontar el pago. Es una de las medidas más controvertidas que prepara la Conselleria de Territori con el fin de liberar viviendas ocupadas por familias que no pagan pese a que disponen de recursos para ello.

Hay otras 2.500 familias en lista de espera y las viviendas que se liberen serán para ellos.

Además el Govern ha detectado que algunos de estos pisos están teniendo un uso indebido hasta el punto de que se ha convertido en prostíbulos o en puntos de tráfico de drogas.

Las cifras de morosidad alcanzan el 53 por ciento del total: de las 1.805 viviendas que tiene el Ibavi en alquiler hay 888 en las que los inquilinos tienen pagos pendientes. Algunos de los inquilinos deben un par de mensualidades, pero hay otros que llevan hasta seis años sin pagar ni el alquiler ni los gastos básicos como el agua y la luz, a los que tiene que hacer frente el Ibavi.