Más horas de luz permitirían a los ciudadanos disfrutar de más tiempo al aire libre. | Cristian Castro

51

Los ecosoberanistas de Més per Menorca quieren convencer a todos los grupos parlamentarios de los beneficios de dejar atrás el cambio de hora que cada año se hace en octubre para adaptarse al llamado horario de invierno.

La propuesta, que de prosperar se convertiría en una Declaración Institucional del Parlament, propone mantener el horario solar del que disfrutamos durante los meses de primavera y verano, al ser este «el más lógico, racional y más natural para sacar el máximo beneficio a un recurso tan preciado como es el sol».

Según los menorquinistas, ello reportaría beneficios en diferentes ámbitos, como la salud, el económico, el social o el familiar.

En Més per Menorca afirman además que algunos argumentos expuestos hace décadas, cuando se introdujo el cambio de horario, tenían un marcado contenido político y de economía industrial, y que con el tiempo las cosas han cambiado.

En la declaración propuesta se explica que en invierno se reducen las horas de luz de manera natural, que disminuyen aún más con el cambio de horario.

En cambio, manteniendo el horario estival, se podría ahorrar energía, y además, disfrutar más tiempo al aire libre. Ello, afirman, disminuiría el consumo televisivo y ayudaría a dinamizar el pequeño comercio de proximidad. En definitiva, los ciudadanos de Balears ganarían en calidad de vida.

Para que esta declaración tenga éxito, todos los grupos de la Cámara balear sin excepción deben apoyarla y firmarla. Después se haría una lectura del texto en sesión parlamentaria, sin debate, expresando así la voluntad unánime de la representación política de las Illes Balears sobre esta cuestión concreta.

En caso de que la formulación no prospere, como parece que finalmente sucederá, Més per Menorca presentaría la iniciativa como Proposición No de Ley.