Una de las pintadas realizadas en la farmacia. | Redacción Local

Multa de 630 euros por hacer tres pintadas en la farmacia del expresident José Ramón Bauzá. Un juzgado de Palma ha condenado a una acusada por escribir en la puerta del comercio frases injuriosas como: «Bauzá Nazi, asesino. PP nazis ¡Fuera!» La misma resolución absuelve al otro acusado, al entender que no existen pruebas suficientes de su participación y deja en el aire la autoría de tres de los ataques que sufrió la farmacia. La sentencia puede ser recurrida ante la Audiencia Provincial.

La magistrada considera demostrado que el 9 de junio de 2013 y el 17 de mayo y el 8 de junio de 2014 sí que fue la acusada quien, de madrugada y con el rostro tapado por un pañuelo, cometió los actos vandálicos en Marratxí. Una cámara de seguridad grabó el coche en el que los dos atacantes se iban tras realizar las pintadas y, gracias a estas imágenes, la Guardia Civil identificó a la mujer.

La sentencia señala que la intención de las pintadas era la de «atacar el honor de una persona y su dignidad». De esta manera, condena por un delito de injurias graves a funcionario público. Sin embargo, la condena queda atenuada porque durante alrededor de un año la causa estuvo paralizada por el retraso en que llegara al juzgado la tasación de los daños causados por las pintadas. La sentencia rechaza imponer una orden de alejamiento a la acusada al considerar poco probable que reincida.