Imagen de archivo de la demolición de una barraca por orden judicial en el poblado chabolista de Son Banya realizada con fuerte presencia policial para evitar altercados. | Ultima Hora

76

No hay marcha atrás. Un juez de Palma ordena iniciar el desalojo del poblado chabolista de Son Banya y la demolición de las viviendas.

Se trata de la segunda de las más de 60 ejecuciones previstas y que afectan a más de 350 residentes. El Ayuntamiento de Palma interpuso durante los años 2011 y 2012 demandas contra más de 60 familias del poblado solicitando el desahucio y demolición de sus viviendas. Los tribunales, en sentencia firme, en abril de 2012 falló a favor de Cort, pero nunca llegaron a solicitar su ejecución. Con fecha 29 de julio de 2016, el nuevo equipo de Gobierno presidido por el socialista José Hila, a través del patronato, interpuso una demanda ejecutiva en la que solicitaba el desahucio de las viviendas.

El juzgado de Primera Instancia número 24 de Palma, a requerimiento del Patronat Municipal de Reallotjament i Reinserció Social (Ajuntament de Palma), ordena que, «se le haga entrega de la parte ejecutante del bien inmueble sito en la calle Uno, albergue 4 del poblado de Son Riera-Son Banya, esta resolución de mandamiento en forma al Servicio Común de Lanzamientos para que procedan a realizar el lanzamiento previsto, adoptando las medidas que fueren necesarias, recabando incluso el auxilio de la fuerza pública y de los servicio de un cerrajero para llevar a cabo el lanzamiento en la calle antes citada y con la prevención de hacer saber al demandado que retire los bienes u objetos de su propiedad con anterioridad. Si no los retirase se considerarán bienes abandonados a todos los efectos».

Fuentes jurídicas consultadas han confirmado que la única vía para evitar los desahucios pasaría por la solicitud del Ajuntament de Palma de revocar la ejecución de la sentencia. La comunidad gitana no descarta realizar movilizaciones y otras medidas de presión para evitar la demolición del poblado. «¿Dónde van a meter a más de 400 gitanos de Son Banya? ¿Quién nos quiere de vecinos?», afirmaban algunos de los afectados.
«Mucha casualidad de que la inauguración del centro comercial Carrefour coincida con la fecha prevista para quitarnos del medio a los gitanos. La gente es inteligente y sabe ver las cosas», concluyen.

Encuesta
La votación está cerrada.
1248 votos
64.9%
35.1%