Central termoeléctrica de ciclo combinado de Cas Tresorer que Endesa tiene instalada en el municipio de Palma. | Redacción Digital

9

La demanda de consumo eléctrico en Balears está siendo inferior este año a la de 2015, pese al ‘boom’ turístico y residencial que se está produciendo en los meses veraniegos en Mallorca, Menorca, Eivissa y Formentera, según señala Endesa. «En el acumulado enero a julio, la caída del consumo ha sido de un 2,1 % en el conjunto de las Islas y en julio, si hacemos el comparativo con el mismo mes del pasado año, el descenso fue de un 7,8 %», explican desde la eléctrica.

Desde la eléctrica puntualizan que el descenso registrado en julio, superior al 7 %, «está justificado porque en la primera quincena de julio del pasado año hubo una ola de calor durante los primeros diez días, que hizo subir los termómetros hasta los 40 grados, en concreto en la jornada del 4. En el pasado mes de julio, los niveles de calor fueron inferiores, con una media de 32 grados. Esta circunstancia ha hecho que la estadística global en el comparativo anual sea negativo pese al aumento puntual del 1,8 % que se registro este mes de junio».

La previsión que se había hecho para la temporada turística era superior a la prevista, pero desde Endesa señalan que «el consumo doméstico ha sido inferior por una mayor eficiencia, así como en las instalaciones turísticas, en concreto en las hoteleras».