Trabajadores de la empresa pública recogiendo trastos en la calle. | Pere Bota

32

Las secciones sindicales de USO, CSIF y UGT en el comité de empresa de Emaya han emitido un comunicado conjunto en el que aseguran que «en ningún momento se ha cuestionado dentro del comité el nuevo servicio de recogida de trastos», toda vez en –según su versión– en la reunión del pasado 20 de junio lo que se realizó fue «una valoración para detectar y corregir las posibles carencias detectadas en el proceso de creación e implantación de este servicio, con el objetivo de tranmitirlo a la actual dirección de la empresa».

Cabe destacar que el comunicado sólo lo firman tres de los siete sindicatos que tienen representación en el comité de empresa de Emaya, en el que también figuran SITEIB –el mayoritario–, USTE, Comisiones Obreras y la Confederación General de Trabajadores.

Noticias relacionadas

Los tres sindicatos firmantes consideran que «la representación social ha valorado positivamente la creación de este servicio, participando en el proceso desde el principio. El servicio de recogida en horario nocturno supone una mejora en la productividad y un beneficio para la ciudadanía así como para los propios trabajadores». Recuerdan que en la actualidad se recogen 150 toneladas mensuales, un 20 % más.