Laura Moreno, Marta Cuenca e Irene Cantallops. | Pere Bota

39

La excelencia académica en las Islas tiene nombre de mujer. O, mejor dicho, de mujeres: Irene Cantallops, Laura Moreno y Marta Cuenca han obtenido las tres mejores notas de acceso a la universidad de Balears y se preparan para iniciar la carrera. Todas ellas tienen claro que quieren vivir en Mallorca, pero dos estudiarán fuera. Marta, que estudió en el colegio San Cayetano, espera poder hacer Medicina en Barcelona e Irene, del colegio Madre Alberta, irá a Valencia para cursar un doble grado de Farmacia y Nutrición. Laura, que se formó en La Salle de Palma, estrenará la Facultad de Medicina de la UIB.

Las tres sacaron un 9,8 sobre 10 de nota de acceso (que se calcula con el 60% de la nota media de Bachillerato y el 40% de la fase general de Selectividad), aunque Irene está 14 milésimas por encima: «No me lo esperaba... Siempre tiendes a pensar que habrá alguien que quede por encima de ti».

La Selectividad les pareció fácil y, aunque todas se pusieron muy nerviosas, también coinciden al afirmar que «es más una cuestión de presión psicológica porque cuando haces el primer examen se te pasa».

La suya era la última Selectividad y las tres se muestran críticas con el sistema de reválidas que contempla la LOMCE: «frustra porque un examen determina el futuro de un estudiante», cuenta Irene, quien recuerda que «si tienes un mal día al hacer la prueba y no la pasas es como si no hubieras cursado la etapa».

Marta añade que «la gente cada vez está más desmotivada porque ve, por ejemplo, que por una décima puede quedarse fuera». También considera que el sistema educativo actual «hará que cada vez estudie menos gente» por desmotivación y por cuestiones económicas, ya que la LOMCE permite que cada universidad haga sus propias pruebas de acceso «y eso, viviendo en una isla, cuesta mucho dinero».